Ya lo decíamos la semana pasada en la newsletter… ¡Viva la madre que te parió! Y es que madre no hay más que una y a ellas además de deberles la vida les debemos los bocadillos de chorizo para el colegio, los abrazos y palabras de cariño después de nuestro primer desencuentro amoroso, los truquitos de limpieza que empezamos a poner en práctica cuando nos independizamos… Vamos, que te pones a pensar y las pobres han estado y están ahí siempre, como jabatas, y casi sin rechistar. Digo yo que es momento de darles un homenaje, ¿no? Así que toma nota de cómo podemos ayudarte a darle un sorpresón a tu madre de esos que hará que se le escape la lagrimilla.

1. Comparte con ella una mañana de spa floral

Porque lo que más les gusta es que pasemos tiempo con ellas, tenemos el workshop especial para madres e hijas en el que mano a mano confeccionaréis dos ramos XXL entre risas, confidencias, música de la buena y un delicioso desayuno.

La fecha este año, el 7 de mayo. Y lo mejor de todo es que Carolina Sainz estará allí para fotografiarlo todo y que podáis tener el recuerdo de una mañana tan especial para siempre.

2. Invítala a comer y recíbela con un ramo de flores

Después de todas las veces que ella te ha cocinado es momento de que saques la libreta de recetas que te dio cuando te fuiste de casa y le prepares una comida con mucho amor. Pon la mesa bonita, las madres se fijan en estas cosas, ¡y no olvides las flores!

3. Regálale la primavera todos los días

Que sí, que no es una manera de hablar, que lo que te propongo es que le regales un ramo de flores cada semana, y eso nosotras te lo ponemos muy fácil con nuestra suscripción mensual. Tú decides, un ramo a la semana, cada quince días o uno al mes. Porque ¿a quién no le gusta recibir flores?

4. Sorpréndela con su propio mini jardín

Tranquila, que no te voy a pedir que compres un terreno. Te hablo de nuestros mini jardines barra joyeros, unas piezas que son puras belleza y que quedan bien en cualquier rincón de la casa. Pensados para guardar en ellos los anillos, pendientes y colgantes, aunque funcionan perfectamente para decorar cualquier punto de la casa.

5. Dile lo mucho que la quieres

Seguro que ya lo haces, pero se trata de hacerlo concienzudamente. Así que el próximo día de la madre escríbele una nota de amor desde el corazón, despiértala con un desayuno en la cama y junto al café deja la nota. Y si quieres hacerlo redondo, junto a la nota añade una de nuestras tarjetas regalo canjeables por un workshop floral. Este, queridos y queridas, es el mejor regalo que podéis hacerles a vuestras madres, el que les hará soltar la lagrimilla.

 

¿Quieres recibir nuestras novedades?

Únete a nuestra lista

Te hemos mandado un email para que confirmes tu suscripción. ¡Gracias!